Testimonio real: la experiencia FIV de Eva Mª Bernal

Experiencia real Fecundación In Vitro FIV

Desde hace un tiempo colaboramos con Eva Mª Bernal, creadora de creandounafamilia.net, un sitio web dedicado al apoyo emocional y estratégico a las personas en reproducción asistida. Eva conoce bien el mundo de la reproducción asistida por haber sido usuaria de distintos tratamientos. Queremos dejaros aquí su testimonio e invitaros a participar en su comunidad.

«Mi nombre es Eva María Bernal y soy mamá de tres niños nacidos por reproducción asistida. Además necesite donantes para que ellos pudieran llegar al mundo.
Me gustaría compartir con vosotros cómo fue el proceso en ambos casos, ya que los segundos son mellizos.

El año 2003 decidí que iba ser mamá aún no teniendo pareja, con lo cual la necesidad de un donante masculino era clara.

No me preguntéis como se me ocurrió dar este paso, porque yo nunca había pensado en la posibilidad de ser madre soltera por elección, pero tras terminar una relación, me di cuenta de que yo lo que quería era ser madre ya y no seguir dándole vueltas intentando encontrar una pareja con la que ver si funcionaba la relación para luego poder plantearnos tener hijos. Ya no me daba tiempo a todo eso: tenía 36 años. Me costó año y medio de tratamientos lograr el positivo que acabó trayendo a Rodrigo, mi hijo mayor.


A los cuatro meses de haber nacido él, me puse en contacto con la clínica para ver si quedaban muestras de mi donante, ya que había decidido intentar tener otro hijo.

Sólo quedaba una muestra y estaba reservada pero se pusieran contacto con él y nuestro maravilloso donante aceptó volver a donar. Dos años después de nacer Rodrigo, empecé los tratamientos. Ese año me hice cuatro Fecundación In Vitro o mejor dicho cuatro intentos de FIV por que los dos últimos fueron un desastre que me permitió aceptar que a mis 41 años mi cuerpo había dicho basta.

La donación de óvulos nunca había sido una opción para mí, era un universo paralelo, pero yo creo que sobre todo porque a mi hijo lo tuve tras la primera FIV y está convencida de que lo podía conseguir. No obstante no me costó, no fue duro; fue un proceso en el que supe que o aceptaba el salto a donación de óvulos o me quedaba sin la posibilidad de aumentar mi familia. Como además tenía guardadas muchas muestras del donante masculino de mi hijo, sentía que seguía habiendo un nexo genético y quizás esto me lo hizo más fácil.


Llegué a realizar tres donaciones de óvulos completas, transfiriendo los embriones de uno en uno por que no quería tener un embarazo múltiple, así es que me dio para otros dos años de tratamientos.

A pesar de que conseguí tres positivos durante esos dos años y los perdí yo estaba convencida de que podía volver a lograr un buen embarazo que llegara a término, pero os podéis imaginar que además, tras cuatro FIV completas y tres OVOS mi estado de ánimo y mi economía estaban hundidos. No obstante decidí darme una última oportunidad.


A lo largo de los tres años yo había cambiado de clínicas y de médicos, así es que decidí hacerlo una vez más y probar con el último escalón de la reproducción asistida: la adopción de embriones.

Si la donación de óvulos estaba lejos de a lo que yo pensaba que podía llegar algún día, este tratamiento ya sí que se escapaba de todo. Pero ahí estaba. Había renunciado a mis óvulos y ahora renunciaba también al donante masculino de mi hijo mayor.


En esta nueva clínica me hicieron algunas sencillas pruebas más y me pusieron una medicación que a ellos les funcionaba muy bien en casos como el mío: un mes y medio después estaba embarazada de Martín y Aitana. ¡Era increíble! Pero ahí estaban ellos creciendo a tope desde el primer día. En principio yo solamente sabía que mis donantes tenían 30 y 35 años pero al cabo de un tiempo conseguí que en la clínica me dieran más información y así me enteré de que era una pareja que había necesitado donación de óvulos.

En fin, creo que mi historia es bastante compleja y a pesar de que yo ya les voy contando a los niños todo lo que ha pasado, lo hago a un nivel muy básico. Según vayan creciendo las explicaciones se volverán más complejas y estoy abierta a lo que pueda venir.


No sé cómo van a vivir todo esto mis hijos cuando sean mayores, porque a pesar de yo tenerlo muy trabajado, ser abierta con ello y decirles siempre la verdad, serán ellos, cuando sean jóvenes o adultos los que hablen o actúen. Al poco de nacer los pequeños, decidí profesionalizar toda mi experiencia en una página web llamada Creando una familia. Fueron muchos años, muchos tratamientos, muchas situaciones y creo que tengo mucho que aportar. De hecho el asesoramiento a personas que necesitan donación es uno de mis preferidos.

La donación de gametos es un tema del que a mí me sigue emocionando hablar.»

También te puede interesar...

citología cervical

¿Qué es una citología cervical?

¿Qué es el trabajo de parto? Todo sobre las contracciones de parto y sus etapas

Infertilidad secundaria

¿Qué es la infertilidad secundaria? Causas y factores

Primera consulta
Gratuita

Solicita tu consulta gratuita en nuestra clínica de Madrid y estudiaremos tu caso sin compromiso.

Prueba de la hormona antimülleriana GRATIS.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?