Los tratamientos de reproducción asistida son una auténtica carrera de fondo para muchas pacientes. Por ello, la actual paralización en las clínicas de fertilidad debido a la pandemia del COVID-19 puede suponer un estrés añadido para las personas con infertilidad. La incertidumbre por no conocer los plazos en los que se regresará a la normalidad  y cuándo se podrán iniciar o reanudar los ciclos que han quedado suspendidos puede generar una gran angustia.

Por ello, la Sociedad Española de Fertilidad ha editado una serie de recomendaciones para ayudarte a sobrellevar este proceso.

  • Si estabas a punto de iniciar un tratamiento. Aprovecha el momento. Cuídate por dentro y por fuera. Apuesta por una alimentación sana, haz ejercicio, meditación y olvida el estrés del ritmo de vida diario.

Si tienes un descanso entre dos ciclos, olvídate de la ansiedad que generan las visitas a la clínica, los controles y la medicación. Respira y coge impulso para los próximos meses.

También puedes pedir una segunda opinión o planificar qué analíticas o pruebas deberías hacerte cuando todo se reanude. Recuerda que en Amnios te seguimos atendiendo por email. Puedes enviarnos tu consulta a amnios@amnios.es.

Y quizás puedes empezar a tomar los antioxidantes que te haya recomendado tu médico para mejorar la calidad de los gametos.

Pacientes en tratamiento

  • Si estabas en tratamiento y has tenido que vitrificar óvulos o embriones. Recuerda que las tasas de éxito de embriones vitrificados son similares a las de transferencias en fresco. Además, posponer la ‘transfer’ da un respiro a tu cuerpo y permite a las hormonas volver a la normalidad. Y se evita la posibilidad de una hiperestimulación ovárica. De cara a una transferencia en diferido se controla al detalle la receptividad endometrial. La vitrificación tanto de ovocitos como de embriones es una técnica muy segura.

Quizás ahora es el momento de recuperar los momentos que se habían quedado paralizados por el tratamiento. Y también el de crecer y prepararse para el siguiente ciclo.

  • Si te acabas de quedar embarazada. Los primeros estudios no encuentran indicios de contagio vertical, es decir, que se pase el virus de la madre al feto. Las probabilidades de infectarte durante el embarazo son las mismas que las de la población normal. Por ello, es importante respetar las recomendaciones de seguridad para evitar contagios y tener tranquilidad.

A evitar

Por otra parte debes evitar los pensamientos negativos, la sobreinformación sobre la pandemia, la falta de horarios o pasarte el día en pijama. No busques culpables a esta situación. Evita los atracones de comida, te harán sentir peor. No te saltes el confinamiento. Y no te angusties por tus propias emociones, estamos ante una situación sin precedentes.

Sí debemos fomentar el pensamiento positivo, buscarle un sentido a esta crisis y enriquecer al máximo la experiencia del confinamiento. La tecnología nos permite estar más cerca de nuestros seres queridos, aprovéchalo.