La lactancia materna genera múltiples dudas ante la pandemia del COVID-19. Sin embargo, todas las autoridades sanitarias coinciden en recomendar que se mantenga por los múltiples beneficios que supone para el bebé  y la madre. Desde IHAN (Iniciativa para la Humanización de la asistencia al Nacimiento y la Lactancia) se ha editado un documento con información para las familias que tengan niños y niñas pequeños.

En este informe se destaca que el virus SARS-CoV-2 no se transmite por la leche materna. “Hasta el momento no se  ha  detectado  el  nuevo  virus  en la  leche  materna, ni  se  ha  observado  ningún  contagio  madre‐hijo”, indica el documento.  Además, por las  características  del  virus,  similares a las de otros virus respiratorios (como  el  de  la  gripe)  parece  improbable  que se transmita a través de la leche. Este virus se transmite por vía respiratoria, por las gotículas que emitimos.

Por otra parte, la lactancia materna ofrece protección al lactante y a los niños pequeños  frente  a  las  infecciones  respiratorias,  entre las que se encuentra el  coronavirus.  La  leche  materna es muy rica en IgA y células defensivas frente a diversos virus y bacterias. De momento, se  desconoce  si  también  puede proteger frente al COVID‐19.

¿Se puede amamantar si tienes COVID-19?

Una vez que empiezas a notar síntomas, es muy probable que el bebé ya tenga el virus, pero no por la leche materna. En cambio, las defensas que la madre vaya fabricando sí las pasará a través de la lactancia, por lo que la lactancia materna supondrá un beneficio para el bebé.  Para  evitar  pasarle más virus se recomienda el uso de mascarilla  y un correcto lavado de manos antes  de  amamantar  o  extraerse  leche.  No  es  necesario  dejar  de  amamantar  y  la  leche  directamente  del  pecho  tiene más defensas. Pero si la madre necesita descansar  puede  sacarse  la  leche  y  otra  persona  administrársela al lactante.

En el caso de que la madre deba ser ingresada, la madre debe ser quien tome la decisión de continuar con la lactancia o extraerse la leche. Si no puede realizarse la extracción sola, desde IHAN recomiendan que se le ayuda para evitar una ingurgitación mamaria. La leche extraída puede ofrecérsele al bebé.

Recomendaciones para la lactancia materna

Por otra parte, la Liga de la Leche ha editado una infografía con recomendaciones de cara a la lactancia materna:

-Lávate las manos antes de la toma.

-Ofrece el pecho con frecuencia.

-Si te encuentras mal, utiliza una mascarilla.

-En el caso de tener que ir al hospital, lleva al bebé contigo y amamántalo o sácate la leche.

-Recuerda lavar bien el sacaleches después de cada uso.

-Amamanta tanto como puedas y pide la ayuda que necesites.

Mientras que la Organización Mundial de la Salud recomienda a las mujeres infectadas por el nuevo coronavirus que sigan dando la lactancia a sus bebés pero que extremen las medidas de higiene, utilicen mascarillas y se laven las manos antes y después de tocar al menor.