Infertilidad masculina más del 15 % de los varones se arrepienten de la vasectomía

Al hablar de infertilidad masculina, un caso muy frecuente que encontramos en las clínicas de esterilidad es el caso de varones que se arrepienten de haberse hecho una vasectomía. Por diversos motivos, un varón que en un  momento de su vida decidió cesar en su vida reproductiva realizándose esa intervención, al cambiar su vida, decide intentar técnicas para revertir los efectos de la misma. Se estima que hasta el 15 % de los varones que se han realizado una vasectomía desean revertir los efectos de la misma en una etapa posterior de la vida. En Amnios nuestros especialistas tienen amplia experiencia en este terreno. Tomen una cita gratuita y les explicaremos en persona y sin compromiso las formas más eficaces de poder revertir dicha vasectomía.

¿Cómo se puede conseguir que un varón con una vasectomía vuelva a poder tener hijos?

Fundamental existen dos técnicas. La primera es la vasovasostomía o recanalización del conducto deferente, que es el conducto que se secciona al hacer una vasectomía para impedir que los espermatozoides que se forman en el testículo puedan llegar al exterior. La segunda técnica es la biopsia testicular, la cual consiste en coger un pequeño fragmento de testículo para extraer los espermatozoides directamente del mismo. Estos espermatozoides servirán para fecundar los óvulos de la mujer mediante un fecundación in vitro con microinyección espermática.

En  ambos casos la intervención a realizar es muy sencilla. Es una pequeña incisión en un lado o en los dos. En el caso de la recanalización o vasovasostomía será en la zona inguinal y en el caso de la biopsia sobre el propio testículo. Las molestias son muy pocas y cesan en muy pocos días. Donde sí hay diferencias es en los resultados que ofrecen ambas técnicas. En el caso de la vasovasostomía el porcentaje de casos en que se consiguen espermatozoides en el eyaculado es muy bajo y en la mayoría de los casos no evita la realización de una fecundación in vitro. En muchos casos al no conseguirse espermatozoides nos vemos obligados a realizar una biopsia de testículo en segundo término. Estos resultados son además peores según el número de años que hayan transcurrido desde la vasectomía.

Sin embargo, en la biopsia testicular, en prácticamente todos los casos se consiguen espermatozoides suficientes para hacer una fecundación in vitro. Y si bien los resultados son peores según avanza el número de años de la vasectomía, con esta técnica se consiguen tasas de embarazo casi iguales a las que se consiguen con una fecundación in vitro convencional.  Por ese motivo, a día de hoy, se considera la técnica de elección a realizar en el caso de varones que se arrepientan de su vasectomía.

También te puede interesar...

citología cervical

¿Qué es una citología cervical?

¿Qué es el trabajo de parto? Todo sobre las contracciones de parto y sus etapas

Infertilidad secundaria

¿Qué es la infertilidad secundaria? Causas y factores

Primera consulta
Gratuita

Solicita tu consulta gratuita en nuestra clínica de Madrid y estudiaremos tu caso sin compromiso.

Prueba de la hormona antimülleriana GRATIS.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?