5 consejos básicos en tiempos de pandemia para cuidar la fertilidad en pareja

Desde la clínica Amnios in Vitro Project y en este tiempo tan diferente queremos daros  una serie de recomendaciones básicas que  conviene recordar más que nunca para cuidar nuestra fertilidad:

1.- Controla tu estilo de vida y tu alimentación

De esta manera, controlarás tu peso, factor muy importante a la hora de conseguir un embarazo.

La vida sedentaria en esta época invernal, unida a la pandemia que estamos sufriendo causa estragos a nivel reproductivo.

Intenta moverte todos los días unos 15-20 minutos, es recomendable realizar ejercicio de intensidad moderada  y practicar actividades fáciles  como caminar, subir escaleras o nadar.

Cuida tu alimentación intentando evitar los  alimentos elaborados con harinas refinadas, ya que aumentan los niveles de insulina que afectan negativamente en la ovulación.

Es aconsejable consumir pescado azul o vegetales que tienen un alto contenido en antioxidantes y ácidos grasos omega-3 y pueden mejorar la calidad de los óvulos y los espermatozoides.

2.- Disminuye la ingesta de cafeína

Aparte del café, algunas bebidas, como las gaseosas de cola o las energéticas contienen cantidades muy importantes de cafeína.

Diversos estudios aseguran que más de tres tazas de café contribuyen negativamente a la fertilidad femenina.  Estudios recientes indican  que dosis altas de cafeína en el varón afectan a un parámetro seminal que es la fragmentación del DNA de los espermatozoides. Este parámetro está muy relacionado con la  disminución de posibilidades de gestación espontánea e incremento del riesgo de aborto.

3.- No fumes

Todos los estudios nos dicen que es nocivo para la salud en general y también para la fertilidad del hombre y la mujer.

Las mujeres fumadoras en muchas ocasiones tienen reducida su reserva ovárica antes de lo normal. El efecto del tabaco no desaparece de un día para otro .

En el caso de recurrir a técnicas de reproducción asistida, los resultados son peores. Habitualmente se consigue menor cantidad de óvulos recuperados, menor calidad de los mismos y se necesita más medicación para estimular la ovulación. Además, hay más posibilidades de sufrir abortos, gestaciones extrauterinas y otras complicaciones durante el embarazo como el retraso de crecimiento del feto dentro del útero,   prematuridad o muerte súbita del lactante.

En cuanto al varón, también se relaciona el tabaco con problemas de fertilidad. En consumos por encima de 10 cigarrillos al día, la fragmentación del DNA de los espermatozoides se altera. Esta alteración afecta de forma directa a la posibilidad de embarazo y que esta gestación  se desarrolle de manera adecuada, incrementando el riesgo de aborto.

4.- Sé consciente de tus niveles de ansiedad y estrés

La ansiedad y el estrés no producen infertilidad. Pero sí nos conducen a llevar a cabo conductas alimentarias y de estilo de vida que no benefician para nada a la fertilidad ni a la salud en general.

A veces, vivimos sin darnos cuenta de que los problemas nos rodean y nos afectan. Situaciones de tipo  laboral, económicas o el miedo a padecer o contagiarnos de determinadas patologías, hacen mella en nuestra forma de vivir y  de socializar, tan importante en la salud emocional de todos.

Tal vez el primer paso sea ser conscientes de cómo vivimos ahora, cómo nos relacionamos con los demás, o cómo no nos relacionamos… Y pensar en positivo. Con el desarrollo de las vacunas probablemente pronto empezaremos a llevar una vida más normal y mas sana a nivel emocional .

Mientras tanto, técnicas de relajación como la meditación o el yoga o el deporte de intensidad moderada, pueden ayudar en esta época que estamos viviendo.

5.- Si puedes no retrases la maternidad – paternidad.

Ya sé que tener un hijo en esta época es una decisión heroica, que corren malos tiempos… pero tener un hijo es una decisión muy trascendente.

Por encima de los 35 años y por cada año que pasa reduces un 5% las posibilidades de quedarte embarazada, debido a disminución de la calidad ovocitaria y la reserva de óvulos. Si no puedes quedarte embarazada por circunstancias externas pero quieres ser madre en el futuro, plantéate la posibilidad de congelar óvulos, de manera que cuando decidas tener hijos , sea posible que tu hijo tenga tu propia carga genética.

Por encima de los 40 años, la tasa de anomalías genéticas que portan los óvulos es muy alta, por encima del 75%, y es  difícil conseguir una gestación de forma espontánea y que esa gestación vaya bien y no termine en aborto.

En el caso del varón, las cosas no están tan ajustadas en cuanto a la edad, aunque también influye y se han publicado estudios que relacionan la edad paterna avanzada con problemas de autismo en el futuro niño.

Lo que está claro , es que tener hijos es recomendables a edades razonables pues cuando vienen al mundo la aventura solo ha hecho que empezar.

Dra. Victoria Verdú.

Directora Médico Amnios in Vitro Project.

 

También te puede interesar...

citología cervical

¿Qué es una citología cervical?

¿Qué es el trabajo de parto? Todo sobre las contracciones de parto y sus etapas

Infertilidad secundaria

¿Qué es la infertilidad secundaria? Causas y factores

Primera consulta
Gratuita

Solicita tu consulta gratuita en nuestra clínica de Madrid y estudiaremos tu caso sin compromiso.

Prueba de la hormona antimülleriana GRATIS.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?